Amazon, Google y Apple, impulsores de las energías renovables

Las compras en Amazon o las búsquedas en Google pueden inclinar la balanza energética hacia las renovables. De hecho, el pasado años los cuatro principales consumidores de energía renovable del mundo fueron Google, Amazon, Microsoft y Apple, según Bloomberg New Energy Finance. 

Compartir

Esta semana, Google ha anunciado que todas sus instalaciones y centros de datos funcionan con energía 100% renovable. La división española de la compañía tecnológica ha informado, en un comunicado, que la energía adquirida de fuentes como el sol o el viento ya supera a la cantidad de electricidad utilizada para sus operaciones en todo el mundo. Para lograr este objetivo Google ha firmado acuerdos de colaboración con Iberdrola y Acciona.

El peso de fuentes limpias en la cesta energética estadounidense ha incrementado en los últimos años y ha pasado del 9% en 2008 al 18% actual, según los datos proporcionados por el Consejo Empresarial para la Energía Sostenible. El cambio radica, en parte, en que las empresas de tecnología se han comprometido a utilizar energías renovables para abastecer sus centros de almacenamiento en la nube.

Como consecuencia directa las empresas de energía están cambiando sus políticas y elaborando acuerdos para satisfacer a estos clientes y su demanda de energías limpias. «Tenemos la capacidad de modificar el mercado», ha explicado a USA Today Michael Terrel, jefe de Google Energy Policy. Estas prácticas han llegado incluso a estados carboníferos como Virginia.

Las tecnológicas no han sido las únicas. Otras compañías, como Walmart, General Motors o Budweiser, se han sumado al consumo de fuentes de energía renovables  Esto ha provocado que la industria del carbón perdiese relevancia en la cesta energética estadounidense desde 2008.

Aún así, la batalla la lideran por el momento Google y Amazon, las dos principales empresas en consumo de energías renovables. Esto generará nuevos modelos independientemente de las ayudas del gobierno con la sostenibilidad como impulso principal, según apunta la analista de New Energy Finance, Kyle Harrison, en una entrevista con Bloomberg.

Según esta publicación, Amazon ha comprado más de 1,22 gigavatios de energía verde de Estados Unidos. A esta empresa solo se supera Google Alphabet Inc, con 1,85 gigavatios. El gigante del comercio electrónico inauguró el pasado octubre una granja eólica en Texas con 253 megavatios de potencia.

«Algunos directivos quieren establecer un objetivo para disminuir la huella de carbono en sus empresas», según ha explicado al medio estadounidense el presidente y director general de operaciones de Appalachian Power, Chris Beam. La compañía energética genera hasta el 61% de la electricidad que produce con la combustión del carbón, y el 5% de la energía solar y eólica. Beam espera dar un giro a su estrategia y que en 2031 la proporción sea de 51% carbón y 25% energías renovables.

Las grandes tecnológicas que están ejerciendo presión a sus proveedores para que se vuelvan verdes.Otro ejemplo es el de Apple pues el 100% de la electricidad que utiliza para sus instalaciones y centros de datos proviene de fuentes renovables y, además, dos docenas de proveedores se han comprometido con el 100% de energías renovables.

Vista la situación, las grandes empresas de energía están cambiando sus políticas para captar los largos contratos con las empresas de tecnología. Hace tres años, Amazon quería construir un nuevo centro de datos en el norte de Virginia que funcionara solo con energía solar o eólica.

Por su parte, Microsoft anunció el mes pasado que comprará electricidad de una matriz solar gigante de Virginia. La operación se convertirá en la mayor compra de energía solar de los Estados Unidos y duplicará la capacidad de energía solar del estado. Además, Microsoft comprará 315 megavatios de los 500 que producirá una instalación solar al suroeste de Wasghington D.D. que empezará a funcionar en 2019. Así, la compra total de energía renovable de Microsoft en todo el mundo ascenderá a 1,2 gigavatios.

Fuente