Promulgan la ley de Generación Distribuida

La ley 27.424 se oficializó esta mañana mediante la publicación en el Boletín Oficial.

Compartir
Solar installers from Baker Electric place solar panels on the roof of a residential home in Scripps Ranch, San Diego, California, U.S. October 14, 2016. Picture taken October 14, 2016. REUTERS/Mike Blake

Esta mañana se publicó en el Boletín Oficial la ley 27424, de Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Pública. Dicha ley fija las políticas y establece las condiciones jurídicas y contractuales para la generación distribuida de energía renovable. Es el primer gran paso para desarrollar un mercado que necesita de manera urgente una regulación para comenzar a crecer.

La nueva ley es clave para mejorar e incrementar la capacidad del sistema energético, que prevé habilitar a los usuarios residenciales y pymes a generar su propia energía renovable e inyectar y vender el excedente que produzcan en la red de distribución.

El dictamen señala que el objeto de la ley es permitir a los usuarios de la red eléctrica generar energía renovable “para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red” y establece “la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución”.

A este sistema sólo podrán acceder los usuarios, cooperativas o pymes del mercado de la electricidad -con excepción de aquellas empresas que tengan un 25 por ciento en manos de personas jurídicas de nacionalidad extranjera- ya que prohíbe ingresar a los grandes clientes o agentes distribuidores con demandas de potencia iguales o mayores a 300 kilovatios.

El texto de la ley establece que todos los usuarios de la red de distribución tendrán derecho a instalar equipamiento para la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables hasta una potencia equivalente a la que éste tiene contratada para su demanda.

Uno de los autores del proyecto, el diputado macrista y extitular de Greenpeace, Juan Carlos Villalonga, aseguró que con este proyecto “disruptivo” aparece “un nuevo protagonista en el mercado eléctrico que vendrá desde el lado del consumo porque será el usuario el generador de energía”.

Villalonga destacó que “la generación distribuida tiene grandes atribuciones por la eficiencia que otorga al sistema eléctrico” y debido a que “se introduce energías limpias” y enfatizó que este proyecto será novedoso porque “habrá que lidiar con un nuevo sujeto que se incorpora que es el consumidor que tendrá el derecho a ser generadores de electricidad”.

En cuanto a la facturación, cada distribuidor efectuará el cálculo de compensación y administrará la remuneración por la Energía Inyectada a la red producto de la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables bajo el modelo de Balance Neto de Facturación”.

El dictamen fija que el usuario-generador “recibirá una tarifa de Inyección por cada kilovatio-hora que entregue a la red de distribución y que este precio será establecido por la reglamentación de manera acorde al Precio Estacional correspondiente a cada tipo de usuario que deben pagar los Distribuidores en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)”.

También determina el “valor de la tarifa de inyección de cada usuario-generador regirá a partir del momento de la instalación y conexión por parte del Distribuidor del Equipo de Medición correspondiente” y el distribuir deberá reflejar en la facturación tanto el “el volumen de la Energía Demandada como el de la Energía Inyectada por el Usuario-Generador a la red, y los precios correspondientes a cada uno por kilovatio-hora”, entre otras cuestiones.

Mirá la sesión de diputados donde se trató la aprobación de la Ley de Generación Distribuida.