Pan American apuesta a perforar 3.900 pozos en Los Molles

Se planean desarollar desde comienzos del año que viene, gracias a un ligero aumento de la producción en las áreas concesionadas en Vaca Muerta.

Compartir

Así lo reveló el COO -Chief Operating Officer- de Pan American Energy (PAE), Danny Massacese, quien esta semana había señalado que la compañía este año culminará con una inversión que superará los 1.200 millones de dólares destinada a la producción de gas y petróleo, de los cuales 400 millones corresponden a su participación en Vaca Muerta.

El directivo resaltó la expectativa que la compañía tiene en la formación geológica de Los Molles del Grupo Cuyo, de unos 4.000 a 5.000 metros de profundidad, ubicada por debajo de la formación de Vaca Muerta que se encuentra a unos 3.000 metros.

“En Los Molles tenemos mucha expectativa con un pozo en particular porque decidimos posponerlo para el año próximo por la falta de BOP (una válvula de extremo de pozo). Hay que entrar con todos los fierros adecuados”, afirmó Massacese.

El directivo de PAE estimó que en Los Molles podría albergar unos 3.900 pozos, de acuerdo al conocimiento que se tiene al presente de la formación, mientras que para Vaca Muerta podrían entrar entre 35.000 y 40.000 pozos.

Vaca Muerta

Respecto al desempeño de los pozos de Pan American en Vaca Muerta, Massacese, aseguró que ““en Lindero Atravesado hemos sido capaces de reducir un 53% el costo de los pozos en dos años, y fuimos capaces de multiplicar la producción por 7 veces”. La reducción de costos, explicó,  se logró a partir de una optimización de los recursos y las técnicas en el terreno.

¿Cuáles fueron estas mejoras? En primer lugar la incorporación de equipos nuevos de mejor tecnología como las estructuras de perforación mediante plataformas deslizables (walking system), y el cambio del sistema de lodos, del modelo a base agua a base aceite. Otros factores fueron; el cambio de arenas utilizadas en el fracking, la utilización del sistema sliding sleeves en la etapa de fractura, e incluso una modificación en la gestión de compras de productos de uso masivo.

En ese sentido, Massacese precisó que los ingenieros de PAE lograron “mejorar la performance de los equipos de drilling (perforación) y pasar de un desarrollo de hace dos años de 0,5 pozos por mes al actual 1,1 en pozos de iguales características de 4.200 metros de profundidad de tight gas, con una mejora de eficiencia notable”.

En cuanto a la producción, PAE en Lindero Atravesado alcanzó en abril unos 3.337 millones de metros cúbicos de gas diarios, la más importante de la empresa en no convencional, mientras que en convencional su mayor producción proviene de Anticlinal Grande, del complejo Cerro Dragón, donde produjo en el mismo mes uno 7.941 millones de metros cúbicos.

“Estamos en pleno proceso de estudio y es perforable la roca tal como lo venimos realizando. Y es parte de lo que viene en tight gas para mejorar la productividad de algunos reservorios con la utilización de pozos horizontales”, enfatizó el jefe operativo de PAE.

En materia de la participación en la explotación de no convencionales de Vaca Muerta, PAE actúa como operadora en las áreas de Lindero Atravesado, Bandurria Centro, Coirón Amargo, Aguada Cánepa y como socia en Aguada Pichana y San Roque, segmento en el que lleva invertidos 1.400 millones de dólares desde 2012 y esté año destinará otros 400 millones para la Cuenca Neuquina.

“Hay que buscar la fórmula que aplique al desarrollo correctos de estos campos, en cuanto a la extensión y en la cantidad de fracturas por cada una de ellas”, indicó el directivo de la segunda petrolera en producción del país que utiliza 60, 80 y hasta 100 etapas de fractura en sus operaciones no convencionales.