Pampa Energía absorbe a su petrolera y otras empresas

La empresa de Mindlin absorberá compañías que ya controla total o parcialmente, antes de que concluya la fusión con Petrobras Argentina. Habrá un canje para tenedores de acciones.

Compartir

Mientras espera que concluya la fusión con Petrobras Argentina, Pampa Energia, la firma que controla Marcelo Mindlin, avanza en la fusión por absorción de su propia petrolera, las estaciones de servicio y otro conjunto de empresas que ya controla total o parcialmente, en busca de una reducción de costos y para dejar de competir con dos energéticas del mismo grupo en el mercado de valores.

Tras la aprobación por parte de la CNV, Pampa Energía difudió el prospecto de fusión por absorción con el que incorporará a Petrolera Pampa, las centrales térmicas Güemes y Loma de la Lata, la red de estaciones de servicio EG3, las inversoras Diamante, Nihuiles, Piedra Buena y Pampa Participaciones y la Bodega Loma La Lata.

Varias de esas compañías ya son controladas al 100 por ciento por Pampa Energía; pero otras no, por lo que el prospecto establece cuál será la relación de canje de acciones (es decir, cuántas acciones de Pampa recibirán los tenedores de papeles de las otras empresas). Como consecuencia de la fusión –apunta el prospecto-, Pampa aumentará su capital social en 144,32 millones de pesos, con lo cual el mismo ascenderá a $ 2082,7 millones considerando el capital social inscripto de $ 1836.5 millones y sumando también los casi $ 101,9 millones del aumento de capital pendiente de inscripción por la fusión con Petrobras Argentina, Petrobras Energía Internacional y Albares Renovables Argentina.

Y además de apuntar que se solicitará “la oferta pública de las nuevas acciones que se emitirán como consecuencia de la fusión en la CNV y el listado en ByMA”, puntualiza que también se pedirá que dejen de cotizar las acciones de Petrolera Pampa (PEPASA), Central Térmica Loma La Lata (CTLL) y Central Térmica Güemes (CTG) así como la aprobación de la disolución sin liquidación de todas las compañías absorbidas.

Fuente