Minera canadiense reinicia perforaciones en una mina de oro y zinc

Marifil, propietaria del 51% del yacimiento, mientras la también canadiense NovaGold detenta el otro 49%, será la operadora del proyecto.

Compartir

La compañía canadiense Marifil Mines informó hoy que se reiniciaron, luego de una pausa de seis años, las perforaciones en la mina San Roque, en el departamento Valcheta de la provincia de Rio Negro.

Marifil, propietaria del 51% del yacimiento, mientras la también canadiense NovaGold detenta el otro 49%, será la operadora del proyecto, según la comunicación realizada en Vancouver.
San Roque posee derechos mineros garantizados sobre un área de 42.320 hectáreas, de los cuales 9.449 son “propiedades mineras patentadas”, cerca de la costa atlántica (61 kilómetros del puerto de San Antonio) y “dentro de un área de excelente infraestructura”.

Se trata de un emprendimiento “avanzado, de etapa de exploración, que implica el descubrimiento de un depósito polimetálico epitermal de minerales de sulfuro, donde el oro y el zinc son el principal foco económico”, precisó la compañía.

“El reinicio de este programa de perforación marca un desarrollo muy significativo para nuestra empresa”, afirmó Robert Abenante, presidente y director ejecutivo de Marifil.

“Los resultados positivos en San Roque -agregó Abenante- tienen la capacidad de aumentar significativamente el valor fundamental de la empresa y llevar la propiedad un paso más cerca de ser considerado un depósito de minerales económicos”.

La perforación histórica en la propiedad, en la que se invirtieron US$ 7,5 millones, totaliza 15.837 metros (108 agujeros) y el programa reiniciado requiere cuatro perforaciones diamantinas para un total de aproximadamente 800 metros.

“Está claro para el equipo de geólogos que un gran volumen de roca está bien mineralizado”, con recursos de oro, plata, indio, plomo y zinc, si bien la profundidad y los límites de área “aún no se han establecido”, declaró Richard Walters, vicepresidente de Marifil.

El directivo agregó que el área podría incluir “un depósito de pórfido de cobre y molibdeno más profundo”.