Liberan el precio de la nafta a partir de Octubre

El Ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, participó de la apertura de la Expo Argentina Oil & Gas, donde difundió la importante noticia.

Compartir
Telam

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró esta tarde que desde el próximo 1 de octubre “el precio de los combustibles liquídos lo va a decidir el mercado”, a partir de la decisión del Gobierno nacional de dar de baja el Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina que fue firmado en enero pasado por los principales actores del sector.

“Son las empresas las que va a tomar sus decisiones”, dijo Aranguren a la prensa durante un contacto mantenido antes de la inauguración de la Exposición Argentina Oil & Gas que se lleva a cabo en el predio ferial de La Rural. Respecto al valor del gas, el ministro señaló que continúan las negociaciones con las empresas.

“El precio del barril de crudo va a estar vinculado al valor de los precios internacionales. A partir del 1 de octubre está suspendido el acuerdo (en materia de combustible) y en la medida que el precio internacional vuelva a bajar, se va a tomar la vigencia del acuerdo”, agregó Aranguren.

Leer También: “Comportamiento del precio de los combustibles en Argentina”

El Gobierno nacional comunicó hoy que a partir del próximo 1 de octubre quedará liberado el mercado interno de combustibles, por lo que a partir de ese momento se mantendrá la paridad con los precios internacionales.

La decisión, comunicada por el Ministerio de Energía a las petroleras, no significa que a partir de ese día se incrementará el precio de los combustibles, ya que fue adoptada en función de los términos del Acuerdo de Transición a precios internacionales de la industria hidrcarburífera firmada en enero de este año, que contemplaba la liberación en función de la evolución del valor del barril de petróleo.

La medida fue tomada el viernes pasado a través de un a nota enviada por la cartera que conduce Juan José Aranguren a las partes firmantes del Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina.

Allí recuerdan que dicho acuerdo estableció “las bases para alcanzar la paridad con los mercados internacionales durante el transcurso del año 2017 mediante un sendero gradual de convergencia que permitiera preservar las fuentes de trabajo y los ingresos de las provincias productoras de petróleo”.

El entendimiento partía del supuesto de que un aumento en los precios internacionales del barril del crudo iba a permitir la liberación de los precios internos “y de ese punto en adelante mantener la paridad” con un funcionamiento pleno de las reglas de mercado.
“En el marco de ese seguimiento hemos observado que, con fecha 13 de septiembre de 2017, se ha satisfecho la condición enunciada por el Punto 9 del Acuerdo”, lo que determinó que el entendimiento rubricado a principios de año dejara de tener validez.

Ese entendimiento contemplaba también un esquema de ajuste trimestral en los precios de las naftas y el gasoil que comenzó a regir el 1 de abril, por lo que el nuevo aumento debía aplicarse el 1 de octubre próximo.

El gobierno nacional, de manera oficiosa, ya le transmitió a las petroleras el interés de que las subas no se apliquen antes de las elecciones legislativas previstas para el 22 de octubre próximo. De esta forma, la decisión de incrementar o no los precios de los combustibles antes de los comicios quedará en manos exclusivamente del sector privado.