Las energéticas, entre las principales beneficiadas por la reclasificación del mercado

YPF, Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur, Edenor y Central Puerto formarán parte del índice MSCI Argentina.

Compartir

Acciones de bancos, energéticas, de empresas de servicios y del sector agrario son las principales beneficiadas con la reclasificación del mercado argentino como emergente.

Según fuentes del sector, serán 14 ADR las que formarán parte del índice MSCI Argentina: Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, BBVA Banco Francés y Grupo Supervielle, entre los financieros, YPF en petróleo; Siderar en siderurgia; Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur, Edenor y Central Puerto son las energéticas y en servicios figuran Telecom, Globant y Arcos Dorados, mientras que el campo estará representado por el ADR de Adecoagro.

“La decisión de la compañía MSCI de reclasificarnos desde mercado de frontera a emergentes generaría un flujo neto estimado entre US$ 3.500 MM y US$ 5.000 MM hacia activos de renta variable argentinos”, indicó un informe de Cohen S.A. enviado hoy a sus clientes y en el que detalla el flujo potencial que puede derivarse a cada una de las ADR que participarán del índice.

Según el ránking, las cinco ADR con mayor potencial de flujos son Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, YPF, Telecom y Pampa Energía.

“Actualmente, Argentina pondera con 23,7% en el índice de mercados de frontera donde los fondos que replican dicho índice se estiman en US$ 23.000 millones representando un posicionamiento de US$ 5.500 millones en acciones argentinas”, agregó el reporte.

El trabajo señaló que “con la reclasificación a emergente la compra de activos locales debería ser de US$ 10.500 millones ya que la ponderación proyectada de las acciones argentinas sería de 0,6% dentro de un universo donde los fondos replican US$ 1.750.000 millones. Por lo tanto, el cambio de categoría tal como comentamos generaría un flujo neto (diferencia de posicionamiento) aproximado de US$ 5.000 millones”.

“Considerando el promedio diario del volumen operado del conjunto de acciones con ADR durante mayo (US$ 200 millones) encontramos que se tardaría en posicionarse entre 17,5 y 25 ruedas suponiendo un flujo US$ 3.500 millones y US$ 5.000 millones respectivamente. Por lo tanto, el efecto resulta significativo en el corto plazo, aunque los fondos utilizaran su timming para ir posicionándose ya que lo pueden hacer hasta mayo del 2019”, concluyó el informe.