Invap licitará por un reactor nuclear en Holanda

El martes presenta la oferta para construir un reactor de investigación, gracias a los avales que otorgó la Legislatura como garantía de financiamiento.

Compartir

Buena parte del enfoque nuclear que la empresa estatal rionegrina Invap quiere volver a imprimirle a su actividad luego del freno del desarrollo satelital, depende de lo que ocurra la semana que viene en Holanda, cuyo gobierno volvió a licitar la construcción de un reactor de investigación luego de un proceso que quedó trunco en 2009. El martes se presentarán las ofertas finales de la compulsa, que tiene como competidores a una empresa francesa y otra coreana.

Los entre 350 y 400 millones de euros que supone la adjudicación de estos trabajos mejorarían la situación financiera de la empresa que, luego de cumplir 40 años, atravesó una serie de dificultades.

Los directivos de la empresa rionegrina Héctor Otheguy y Horacio Osuna presentaron ayer en la sede principal de Invap, en el este de Bariloche, los detalles sobre la oferta que presentarán el martes, aunque sin dar a conocer el monto definitivo. Junto a ellos se sentó el gobernador Alberto Weretilneck.

“La oferta holandesa se enmarca en esta acción, como la propuesta de construcción de satélites para Estados Unidos y Malasia. La idea es no sólo producir tecnología para la Argentina, sino también para el extranjero, lo cual sí garantiza el empleo y la inserción internacional”, dijo el gobernador.

La crisis financiera internacional frenó la licitación original y le impidió a Invap conseguir este contrato, tras quedar primero. Ahora compite con la francesa Tecnicatom y la surcoreana Kaeri. La tarea es instalar el reactor para reemplazar un equipo que lleva 50 años funcionando. El equipo fabricará radioisótopos, un producto que se usa con fines medicinales e industriales.

Es clave el establecimiento de avales que la Legislatura acaba de decidir, más garantías similares que otorgó el Estado nacional. Servirán para suplir el financiamiento propio. El reactor tiene un tamaño que Otheguy calculó en 15 metros de alto por 5 de diámetro, con un peso de unos 50.000 kilos. El edificio que lo albergará (lo construirá en caso de ganar el socio holandés TBI) será de 12.000 metros cuadrados.

La Experiencia OPAL

Hace 10 años atrás Invap instaló el reactor australiano de agua liviana en pileta abierta (OPAL, por sus siglas en inglés), que es una instalación multipropósito con un fuerte sesgo para la producción de radioisótopos. Está ubicado en Lucas Heights, 35 km al sudoeste de la ciudad de Sydney, Australia.

El OPAL ha sustituido al viejo Reactor Australiano de Alto Flujo (HIFAR, por sus siglas en inglés), es de 20 MW de potencia térmica, del tipo de pileta abierta, trabaja con uranio de bajo enriquecimiento y está enfriado con agua desmineralizada. Situado en un predio de la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear (ANSTO, por sus siglas en inglés), el OPAL alcanzó plena potencia hace ya diez años.

El OPAL es uno de los reactores de investigación más complejos del mundo y representa la mayor exportación de tecnología llave en mano de la historia argentina. Además de abastecer al mercado de radioisótopos de Australia y de otros países, brinda servicios de irradiación para materiales de silicio destinados a la industria microelectrónica.