IMPSA reestructura su deuda.

Consiguió la "adhesión y aceptación" del acuerdo extrajudicial por parte de los acreedores, para reestructurar una deuda de US$ 1.136 millones.

Compartir

IMPSA consiguió la aceptación del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) por parte de los acreedores para reestructurar su deuda de US$ 1.136 millones.

Así lo informó el responsable de Relaciones con el Mercado de IMPSA, Hernán Iglesias, a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

“Se formalizó la adhesión y aceptación de la oferta de APE de IMPSA y su controlante Venti, por parte de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la agencia de crédito a la exportación de Canadá (EDC) y de los bancos Bradesco y Raiffeisenbank”, precisó Iglesias.

Indicó que “estas adhesiones constituyen un evento de singular importancia ya que, conjuntamente con las adhesiones de otros acreedores y de los tenedores de títulos denominados en serie, permiten a la compañía alcanzar una adhesión de 69,5% del monto total existente de deuda elegible”.

“La compañía continuará trabajando a los efectos de culminar exitosamente el proceso de reestructuración de su deuda”, concluyó el ejecutivo.

La propuesta de APE fue presentada en enero último por parte de la empresa mendocina, e incluyó la contratación de un asesor financiero para llevar adelante un proceso de venta de acciones.

Según los términos y condiciones del proceso de reestructuración presentado por Pescarmona, y aceptado por los acreedores, el asesor financiero liderará este proceso que deberá comenzar no más allá de la fecha de liquidación, que es el 31 de mayo próximo, y deberá ser completado dentro de un plazo de 24 meses.

En este marco, la discusión será la de la futura cesión del 100% del conglomerado mendocino si aparece una oferta tentadora, contemplada en el derecho de arrastre que incluye el APE.

Además, se les ofrece a los acreedores la emisión de nuevos instrumentos de deuda por US$ 472 millones equivalentes, divididos en US$ 150 millones de Bonos Par sin reducción de capital, y US$ 322 millones de Bonos Descuento que tendrán un factor de canje de aproximadamente 0,326 centavos de Bono Descuento por cada peso de deuda elegible, más la transferencia a un Fideicomiso del 65% de las acciones de IMPSA en beneficio de los acreedores.