Francia pone su mirada en Mendoza

Una misión de empresarios se reunió con el gobernador Alfredo Cornejo. Destacaron emprendimientos y no hubo anuncios concretos de inversión.

Compartir

Funcionarios del Gobierno de Mendoza se reunieron ayer con representantes de la Embajada de Francia y 18 empresarios de ese país. Se habló de potenciales inversiones, fundamentalmente en hidrocarburos y energías renovables, pero no se hizo ningún anuncio concreto.

Es que los empresarios franceses están esperando definiciones políticas. Puntualmente quieren estar seguros que Macri conservará poder político para mantener sus políticas económicas y así traer dinero al país.

Participaron del encuentro seis empresas del sector vitivinícola (Antucura, Boccard, Chandon, Ecocert-Argencert, Ecoclimasol y Vivero Mercier), tres del rubro de industria agroalimentaria y medio ambiente (Danone, Lesaffre y Veolia), cinco dedicadas a la distribución y producción de bienes (Carrefour, Industria y Medicina, Libertad, Holcim Argentina y Michelin) y tres del sector de servicios financieros, jurídicos y organización de eventos (Credit Agricole, GL Events y Patelin). Además estuvo presente Jean-Edouard De Rochebouët, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Franco Argentina.

Por el lado del Gobierno provincial, estuvieron en las reuniones el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner; el ministro de Hacienda, Lisandro Neri y el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, entre otros funcionarios.

También hubo un diálogo privado entre el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo y el embajador de Francia en Argentina, Pierre Henri Guignard.

El interés en Mendoza

El ministro Martín Kerchner comentó que el Gobierno habló con los empresarios franceses sobre ejes estratégicos que tienen que ver con las energías renovables e inversiones en hidrocarburos y en el sector agroindustrial.

“También hemos propuesto algunos planes de trabajo que tienen que ver con Biotecnología”, agregó.

Por su parte, Nicolás Piazza, representante del área de Negociaciones Internacionales de ProMendoza, especificó que “ya hay proyectos concretos en el área ambiental”, aunque no dio más detalles al respecto.

Además, destacó que “Francia es fuerte en inversiones de petróleo y gas, vitivinicultura y energía renovable”. Según dieron a entender los funcionarios, esos cuatro sectores serían en principio los más atractivos para los empresarios europeos.

En tanto, el embajador Pierre Guignard, indicó que “no solamente hay interés por invertir sino que además hay inversión”.

El diplomático europeo destacó que “hay 250 empresas de Francia en Argentina que contratan a más de 50 mil empleos en todo el país y están haciendo inversiones en la actualidad”.

A modo de ejemplo, Guignard mencionó a Grupo Total (empresa de energía), que “invirtió U$S 1.000 millones en los últimos cinco años en Argentina en conjunto con sus socios y tiene mayores planes de inversión”.

Siguiendo en la misma línea, el diplomático de Francia reveló que “la embajada ha recibido un sin número de consultas por parte de empresarios que tienen la duda de si invertir o no en Argentina”, con lo que dejó en claro que “hay una intención real de hacer inversiones en Mendoza y en el resto de las provincias”.

De todas formas, Pierre Guignard aclaró que aún hay cierta cautela por parte de los potenciales inversores. “Esperamos a que las empresas argentinas inviertan demostrando confianza en su país. Además muchas empresas de Francia están expectantes esperando el resultado de las elecciones legislativas que Argentina tendrá en octubre”, apuntó.

Otro punto que despierta inquietud entre los empresarios franceses y cualquier inversor en general es la presión impositiva, según reconoció el propio ministro Martín Kerchner.

No obstante, el ministro indicó que se habló sobre el tema con los empresarios franceses y destacó el plan de reducción tributaria implementado por la Provincia. “Si bien vamos despacio en función de las capacidades fiscales de Mendoza, lo hacemos porque entendemos que la presión fiscal puede ser un elemento complejo a la hora de invertir”, declaró.

Agenda de trabajo

El gobernador Alfredo Cornejo celebró el acercamiento de Francia a Mendoza y opinó que “la presencia de empresarios alienta a mantener una agenda de apertura al mundo, como ya se hizo con Brasil, Chile y otros limítrofes”.

Cornejo comentó también que “se formó una agenda de trabajo con distintas empresas, con fechas ya programadas con el embajador”.

Por el momento la única reunión definida a futuro, según confirmaron desde ProMendoza, se realizará en Mendoza la primera semana de octubre en el marco del festival “Viví Francia”.

Además, se haría una nueva reunión entre el gobernador Cornejo y el embajador Guignard en Buenos Aires antes de octubre, pero aún no hay fecha establecida.

Firmas radicadas e intercambio comercial

Actualmente hay 24 empresas de capitales franceses con inversiones en Mendoza, entre las que se destacan por supuesto las vinculadas al sector vitivinícola, según información suministrada por ProMendoza. Sirven de ejemplo Domaine Bousquet, Bodegas Chandon, Bodega Fabre Montmayou, Verallia, Aguas Danone y Frutsur S.A, entre otras.

Al mismo tiempo, la participación de la provincia en el país europeo es relativamente baja en comparación a otros mercados. Estadísticas de Promendoza en base a datos de Aduana demuestran que en todo el 2016 Mendoza exportó U$S 15.764.138 FOB a Francia.

De ese valor, la mayor parte pertenece a manufacturas de origen agropecuario (U$S 11.170.012 FOB), con importante participación de la categoría “bebidas, líquidos alcohólicos y vinagre”. Los productos primarios aportan U$S 4.220.416 FOB y las manufacturas de origen industrial llegan apenas a los U$S 373.710 FOB.

En total, Francia representa apenas el 1,2% de las exportaciones de la provincia, considerando que en 2016 Mendoza exportó U$S 1.324.414.439, de acuerdo a la información de ProMendoza.

Según Nicolás Piazza, de ProMendoza, “la llegada de inversiones de Francia a Mendoza traccionaría las exportaciones locales a ese país europeo”.