Estatización de YPF: la justicia de EEUU falló a favor de un fondo buitre

La intención del Gobierno argentino era que el litigio fuera trasladado a los tribunales locales, para reducir la posibilidad de una sentencia definitiva contraria para el país.

Compartir

La Corte del Distrito Sur de Nueva York decidió este martes que la demanda de un fondo buitre contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe seguir curso en ese país y no ser trasladada a Buenos Aires. Se trata de una demanda por unos 3.000 millones de dólares iniciada por el fondo buitre Burford Capital, que compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

La intención del Gobierno argentino era que el litigio fuera trasladado a los tribunales locales, con el objetivo de reducir la posibilidad de que haya una sentencia definitiva contraria para la Argentina. A partir del fallo de la Corte del Distrito Sur de Nueva York el juicio seguirá adelante en los Estados Unidos con resultado impredecible en el mismo tribunal que supo ocupar el ya fallecido Thomas Griesa.

La demanda de Burford Capital contra YPF y Argentina es una derivación de la reestatización de la petrolera, realizada en 2012. La trama empezó en 2007, cuando el Grupo Petersen-Eskenazi compró el 15% de YPF, por entonces en manos de Repsol. Después de la nacionalización de 2012, las empresas españolas Petersen Energía y Peterson Inversora dejaron créditos sin pagar, no afrontaron deudas y cayeron en quiebra. Un síndico remató esa quiebra, cediendo el derecho de hacerle juicio al Estado argentino.

El comprador fue Burford, un fondo buitre especializado en ese tipo de maniobras. Pagó US$ 14 millones y ahora exige unos US$ 3 mil millones. El fondo buitre plantea que la reestatización violó un estatuto de YPF, según el cual se omitió hacer una oferta a los accionistas minoritarios. Es decir, a las dos empresas del Grupo Petersen.