Empresa italiana desarrolla plan para compartir energía inteligente

La instalación, la primera de su tipo en Italia, demuestra cómo puede cambiar la manera en que consumidores compartan energía renovable en el futuro.

Compartir

Una empresa italiana ofrece soluciones localizadas de energía compartida con su primera instalación en H-FARM. Esta tecnología tiene un gran potencial para cambiar el futuro del consumo energético, otorgando mayor control a sus consumidores y ayudándoles a alcanzar una mayor autonomía energética.

La tecnología utiliza un software patentado que permite a usuarios múltiples compartir su energía generada y/o acumulada a través de fuentes de energía renovable, en tiempo real. Esta plataforma de transferencia entre pares permite a usuarios individuales ir más allá del concepto tradicional de paneles fotovoltaicos y dispositivos de almacenamiento energético para administrar su propia energía, e intercambiar su excedente o demanda de energía con otros usuarios.

La plataforma Regalgrid utiliza SNOCU (Smart NOde Control Unit) como un innovador portal bidireccional que conecta los dispositivos de sistemas fotovoltaicos a una aplicación en la nube. La plataforma recibe y analiza los flujos energéticos y el nivel de energía en las unidades distribuidas de almacenamiento, dando comandos y transformando el sistema local en un “nodo activo” que forma parte de una Comunidad inteligente.

Esta Comunidad inteligente ofrece varias ventajas: los usuarios individuales se benefician de las mejoras en autoconsumo y optimización de ciclos de baterías, los operadores de la red eléctrica pueden depender de un sistema más estable y equilibrado y los usuarios de la comunidad de comerciantes de energía pueden participar en licitaciones de servicios de regulación avanzados, como servicios de distribución o fijación de frecuencia primaria, entre otros.

H-FARM, donde se encuentran emplazadas las instalaciones, es un centro de innovaciones establecido en 2005 para ayudar a empresarios a lanzar nuevas iniciativas y apoyar la digitalización empresarial. Trece de sus edificios han sido conectados a SNOCU y se han instalado en ellos generadores fotovoltaicos y dispositivos de almacenamiento de energía. Es aquí donde un usuario individual puede entrar a formar parte por primera vez de una red activa para compartir energía donde los usuarios pueden compartir su excedente energético entre los distintos edificios.