Emilio Guiñazú: “La gente que trabaja en el petróleo tendrá una gran oportunidad”

Compartir

Tras la conferencia del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, lo que más llamó la atención fue lo que habló de Vaca Muerta. Donde dijo que éramos un país que había perdido su soberanía energética, estábamos comprando gas afuera. Dijo que en 2 o 3 años vamos a estar exportando gas y petróleo. El mandatario le puso muchas fichas a Vaca Muerta. En Mendoza hay un capítulo de Vaca Muerta que no está desarrollado.

Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía de Mendoza habló con Radio Nihuil se refirió a ese capítulo de Vaca Muerta en la provincia: “Estamos trabajando bastante, han sido testigos del debate que ha surgido a partir de los primeros desarrollos que estamos haciendo en los no convencionales mendocinos. La diferencia que tenemos con Neuquén, es que en esta primer etapa de Vaca Muerta, el principal objetivo ha sido el gas, esto es porque la Argentina tiene un déficit muy grande de gas, importa gas y realmente la matriz energética es gas dependiente. Fisiológicamente el perfil  de gas esta en Neuquén, y acá lo que tenemos es el petróleo, Neuquén también lo tiene y es lo que estamos empezando a explotar”.

“La primera experiencia fue en Cerro Pencal, donde nos ha ido muy bien y donde esperamos seguir replicando. Ya están pedidos los permisos para seguir perforando, estamos trabajando en las evaluaciones ambientales, y si todo sale bien, la empresa continuará ampliando su piloto para determinar si realmente el recurso que está abajo se transforma en una reserva explotable. Estamos muy esperanzados en eso.

-Otro dato que tiró el presidente en la conferencia es la gran cantidad de empleo que se tiene de expectativa de comprender en esos proyectos, ¿son tan intensivos en mano de obra?

-Son más intensivos que el petróleo convencional, por eso también es más caro. El petróleo no convencional es un poco más caro que el convencional, por lo menos el que encontrás fácil, que es el que pincha y sale. Los yacimientos donde va y pincha y sale cada vez son más difíciles de encontrar, con lo cual los yacimientos convencionales que van quedando comienzan a ser caros, y los yacimientos no convencionales producto del desarrollo de las tecnologías comienzan a hacer cada vez más baratos. La diferencia entre ellos está en la permeabilidad de la roca. Al ser una roca poca permeable necesita todas las operaciones de fractura para darle permeabilidad y es mucho más intensivo en términos de perforación.

-¿Este desarrollo obligará a tomar empleo mendocino?

-Por supuesto, la única actividad diferente entre petróleo convencional y el no convencional, es la operación de la fractura, esa operación puede durar 4 horas. El resto; la preservación, terminación del pozo, la explotación posterior, el tratamiento de hidrocarburo, la construcción de los equipos de superficie, todo eso es exactamente igual. Por supuesto que toda la gente que trabaja en el petróleo tendrá una gran oportunidad de trabajo.

-Hubo otro dato en el que han llamado a licitación para la construcción de un dique en San Juan. Kerchner nos planteó cinco proyectos de desarrollos en Mendoza, pero no podemos ni siquiera arrancar con Portezuelo del Viento, ¿cómo vienen es planes?

-En realidad ya arrancamos con Portezuelo, pasa que tenemos que tener en claro que el desarrollo de un proyecto hidroeléctrico lleva años. El de San Juan ha sido muy exitoso el trabajo porque hace 15 años que vienen trabajando en esos sin parar. Indudablemente es un modelo a seguir. En el mismo período que Mendoza no hizo nada, San Juan construyó caracoles, Punta Negra y arrancó Tambolar, y nosotros acá seguimos mirándonos, discutiendo el Perilago de Potrerillos. Realmente lo que nos falta es planificación y competencia en la gente que está a cargo de los sectores.