El paro petrolero le costó a Mendoza $20 millones en regalías

Los cortes de Ruta en Neuquén perjudicaron el normal funcionamiento de la explotación de hidrocarburos y sus consecuencias se sintieron en la provincia.

Compartir

Cinco días de un bloqueo en lugares estratégicos para la producción de petróleo en Neuquén fueron suficientes para poner en jaque a YPF, la empresa más importante del país. Esos cinco días representaron pérdidas millonarias no sólo para la petrolera, sino también para Mendoza. Por eso ahora, el Gobierno reflotó la idea de tener un parque industrial propio en Malargüe, que permita la definitiva independencia de la infraestructura neuquina.

Más de cien empleados de la empresa tercerizada OPS, que fue desvinculada de YPF y que entró en quiebra, cortaron rutas y bloquearon una planta transformadora que bombea crudo por los oleoductos. Los trabajadores reclamaban ser reincorporados a la empresa. El sindicato de petroleros privados de Neuquén anunció, tras cinco días de conflicto, el levantamiento de los bloqueos en Rincón de los Sauces.
La medida le causó pérdidas millonarias a YPF según esa compañía. En un primer comunicado oficial que envió la empresa el viernes estimaron que cada día de bloqueo, le representaría a la empresa $42 millones menos, lo que en cinco días fueron aproximadamente $210 millones menos.
Pero no sólo la petrolera perdió dinero –y por eso llegó a un acuerdo con el sindicato–, sino también las provincias. Emilio Guñazú, subsecretario de Energía y Minería, dijo que Mendoza dejó de recibir $4 millones por día en concepto de regalías, lo cual representaría una pérdida de $20 millones en total para el Estado mendocino.
“Además, hemos perdido la producción de 5.000 metros cúbicos por día de crudo, de empresas que han invertido en la provincia, que le dan trabajo a mendocinos. Eso deben ser entre 20.000 o 25.000 metros cúbicos, eso no se recupera con el tiempo, no es que quedó guardado y lo sacaremos más adelante”, afirmó el funcionario.
Dijo que eso “para Mendoza es mucho” y provocó que el gobernador, Alfredo Cornejo, se comunicara con el presidente, Mauricio Macri para que intervenga en el conflicto. Macri le devolvió el llamado a Cornejo en medio de una conferencia de prensa. Pero también causó que el mandatario bajara la orden de que se reactivara la creación de un parque industrial en Malargüe, que le permita a Mendoza una independencia definitiva de la infraestructura petrolera de Neuquén.
“Mendoza se está planteando muy seriamente la necesidad de generar infraestructura propia porque no podemos depender de cuestiones políticas. Hay que dotar de la infraestructura necesaria, sacar el papel del proyecto del parque industrial de Pata Mora, y ponerle mucha energía eléctrica y rutas. Estamos acelerando el proyecto y llevaremos esto a la Nación para tener el financiamiento necesario y el apoyo. Lo que está demostrado es que no podemos contar con instalaciones de Neuquén”, explicó Guiñazú.
El conflicto se destrabó luego de que se arreglara que 98 trabajadores serán incorporados a otra empresa y 89 recibirán subsidios REPRO que van entre $8.000 y $20.000, mientras que YPF aportará el resto para que cobren $40.000 mensuales.