El Minem renegocia contratos pendientes de la RenovAr 1 y 1.5

El Gobierno Nacional, a través de una resolución publicada hoy, llamó a renegociar contratos adjudicados en 2016 en las rondas 1 y 1.5 del RenovAr para poder cumplir con las metas trazadas por la ley 27.191.

Compartir

A través de la Resolución 437-E/2017, el Minem creó una nueva instancia para aquellas empresas que aún no firmaron contratos PPA de la Ronda 1.5. La idea es que dichas compañías se ajusten a los precios que resulten de la Ronda 2 del programa RenovAr y a las nuevas reglas de determinación de componente nacional.

Respecto al cálculo para verificar el cumplimiento del Componente Nacional Declarado en la oferta presentada, los proyectos deberán cumplir con la última resolución conjunta entre el Ministerio de Producción y el Minem, donde se indican los valores para cada componente según el tipo de tecnología utilizada.

Sobre el Precio Adjudicado para cada uno de los mencionados proyectos, será el promedio simple entre el Precio Ofertado o, en su caso, el Precio Máximo antes indicado, y el mayor precio adjudicado en la Ronda 2. Si el mayor Precio Adjudicado en la Ronda 2, en los términos indicados, es superior al Precio Ofertado o al Precio Máximo mencionado, se mantendrán estos últimos, según corresponda.

En total son nueve los emprendimientos que aún no firmaron los contratos de compra y venta de energía con CAMMESA. Siete de ellos son parques fotovoltaicos y dos eólicos. Seis de los parques solares son de EMESA; Anchoris, General Alvear, Pasip, La Paz, Luján de Cuyo y Lavalle.

La nueva resolución es un gran espaldarazo para estos proyectos porque la firma de los contratos dependía en gran medida de mejoras en las condiciones de componente local. Las empresas vinculadas a los distintos proyectos están interesadas en generar empleo en Mendoza, así como también instalar fábricas de componentes. Varias pymes y empresas de la provincia están articulando el Cluster de Energías Renovables para impulsar la industria local.

Por otro lado está el parque solar El Cafayate, de 80 MW, que pertenece a la empresa española Isolux, declarada en quiebra hace varios meses. El devenir de los activos de Isolux en Argentina son una gran incógnita y muchos de sus proyectos pertenecen al sector energético. Se especuló con varias empresas nacionales que podrían comprar Isolux Argentina, aunque hasta el momento no hay nada concreto y  proyectos como Cafayate y Río Turbio quedarán estancados hasta nuevo aviso.

Además existen dos parques eólicos en la misma situación; Vientos de Necochea 1, de Centrales de la Costa Atlántica, y Pampa, de Sinohydro Corporation Limited. En conjunto, los nueve proyectos totalizan 313 MW.

Las empresas involucradas tendrán tiempo hasta el 21 de noviembre, dos días antes que se conozca el Sobre “B” de la Ronda 2, para aclarar si se amoldan al nuevo régimen. Hay gran expectativa por saber qué ocurrirá en caso de que no lo hagan ¿Se adjudicarán de nuevo los proyectos? ¿Se dejarán caer y los reemplazarán con propuestas de la Ronda 2?

Según informó Energía Estratégica, “La medida despertó “críticas” por parte de los privados, al punto que algunos de los que perdieron en la misma región amagan con hacer presentaciones administrativas y legales para impedir que sus competidores accedan a los contratos”.

 

Por otra parte, las compañías que aún no habían firmado los PPA con CAMMESA abogaron que las resoluciones anteriores estuvieron mal diseñadas y por esa misma razón no conseguían firmar los contratos.

Ver resolución completa: MEM 437