El Banco Mundial no financiará más extracciones de petroleo y gas

La medida, anunciada en el segundo anoversario del Tratado de París, comenzará a regir después del 2019 y no inluirá a paises en desarrollo cuyo acceso a la energía depende enteramente de estas fuentes.

Compartir
Jim Yong Kim, president of the World Bank Group, left, speaks as Emmanuel Macron, France's president, looks on during a news conference at the Elysee French government spending accounted for 56 percent of GDP in 2016, the highest in the 28-nation European Union, according to Eurostat. Photographer: Christophe Morin/Bloomberg

El Banco Mundial (BM) anunció hoy que dejará de financiar proyectos de prospección y extracción de gas y petróleo, salvo casos de países muy pobres en los que tengan interés por los beneficios en términos de acceso a la energía.

El presidente del BM, Jim Yong Kim, oficializó este compromiso durante la cumbre sobre el cambio climático organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron, coincidiendo con el segundo aniversario de la firma del Acuerdo de París.

Se trata de alinear la política de apoyo financiero del BM a los países en desarrollo con los objetivos que se establecieron en ese acuerdo, cuya meta es limitar el calentamiento global a dos grados centígrados para finales de siglo.

En la actualidad, la prospección y la extracción de gas y petróleo supone en torno al 2% de su cartera de préstamos y garantías financieras, según publicó la agencia de noticias EFE.

Kim también anticipó que el BM cumplirá su objetivo de que el 28% de sus créditos en el horizonte de 2020 vayan dirigidos a acciones en el terreno climático.

La institución dará a conocer nuevos compromisos para después de 2020 durante la próxima conferencia de las partes sobre el cambio climático (COP24), que se celebrará en Polonia en 2018.

Para dar transparencia a sus operaciones con implicaciones con el proceso de “descarbonización” de la economía, desde el año próximo el BM informará de las emisiones de gases de efecto invernadero en los proyectos que financia en sectores clave, como la energía.

En esa misma línea, en sus análisis económicos integrará un precio por la asunción de los costos generados por la contaminación con dióxido de carbono (CO2).