Dos nuevos aumentos para la factura de la luz en Mendoza

En junio se implementará la última suba estipulada por el ex gobernador Pérez, que tiene una incidencia en la factura de los mendocinos del 3%. En tanto, tras la nueva audiencia para adecuar el precio del Valor Agregado de Distribución, prevén un incremento promedio adicional del 10%.

Compartir

Este año los mendocinos deberán enfrentarse nuevamente a un incremento del 3% en la tarifa de luz previsto para junio y que corresponde al Valor Agregado de Distribución (VAD), uno de los tres ítems de la factura eléctrica. A ello, para la segunda mitad del año, deberán sumar otro incremento que rondará el 10% y que se cristalizará tras la audiencia pública que se llevará a cabo en mayo.

El Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) convocó a una nueva audiencia pública para adecuar el precio del Valor Agregado de Distribución (VAD). En este caso, según adelantó el director del Ente, Elián Japaz, la incidencia de esa recomposición en lo que pagan los mendocinos, sería aproximadamente del 10%, siempre y cuando el Ejecutivo acepte esta suba.

Composición y aumentos 

Para entender cuáles serían los incrementos y a qué corresponderían es interesante antes analizar cómo está compuesta la tarifa eléctrica de los usuarios mendocinos.

Es así que la misma está compuesta por tres componentes: Costo de Abastecimiento y transporte, Valor Agregado de Distribución (VAD) y Tributario. En el precio total de la factura, el 28% del costo corresponde al VAD, el 40% al Costo de Abastecimiento y el resto a impuestos.

Así las cosas, este año -en febrero- lo que aumentó fue el ítem Costo de Abastecimiento y Transporte. El Gobierno nacional en su momento confirmó que con las facturas de energía eléctrica los usuarios residenciales pagaron en promedio 50% más. Este incremento se estipuló en dos partes, el primero en febrero y el segundo en marzo.

Por otro lado, a partir de junio, los mendocinos tendrán otra suba y es lo que corresponde al VAD, el cual es de jurisdicción provincial, y representa el costo de explotación que tienen las once distribuidoras de Mendoza, como Edemsa, Cooperativa de Godoy Cruz, Edeste, entre otras, así como el mantenimiento que éstas hacen sobre las redes y la rentabilidad.

 

 

Cabe indicar que este ítem estuvo congelado hasta 2015, cuando el ex gobernador Francisco Pérez firmó un decreto en diciembre de 2015 por el cual la Provincia autorizaba, a través del Epre a las distribuidoras, para actualizar el VAD (Valor Agregado de Distribución). Dicha medida establecía una suba del 40% y luego actualizaciones trimestrales del 8,75%, lo que, llevado a facturas, equivale a entre el 2% y 4%.

Estos incrementos escalonados terminarán de completarse en junio de este año. Es así, que Pérez dejó de herencia un incremento que rondará aproximadamente el 90% en un lapso de un año y medio.

Con respecto a esto, el objetivo de estos incrementos fue que las empresas realizaran obras e inversiones en redes a fin de mejorar el servicio a los usuarios finales.

De este modo, queda sólo un retoque en la provincia que será en junio. Por lo tanto el EPRE, en la Audiencia Pública, buscará justamente establecer los nuevos incrementos a partir de esa fecha a cambio de exigir más inversiones.

Así las cosas, Elián Japaz contó a Los Andes que prevén presentar cuáles han sido las variaciones de precios desde febrero de 2016 al 31 de diciembre de 2016. En este marco, plantearemos cuáles fueron los incrementos que percibieron las distribuidoras durante ese lapso. En este sentido, “consideramos que las empresas han tenido subas de más del 30% por lo tanto se necesita una nueva adecuación en el precio”.

Frente a ello, “aproximadamente, el incremento que planteamos -en base a un estudio técnico realizado por los profesionales del Ente- tendrá una incidencia en la factura del consumidor final de entre el 9% y el 11%”, remarcó Japaz.

No obstante, aclaró que dicha Audiencia Pública es no vinculante, por lo tanto luego dependerá del Poder Ejecutivo de qué manera, cuánto y cómo será la adecuación de las tarifas. De este modo, más allá de la presentación, “no sabemos cuál será la decisión final del gobernador Cornejo”.

Asimismo, añadió el director del EPRE, dicho incremento estará acompañado, también, como la vez anterior, por inversiones y un plan de obras por parte de las distribuidoras para mejorar la red eléctrica.

La audiencia pública, tal lo publicado en el boletín oficial de la provincia del martes 2 de mayo, está prevista para el 23 mayo a las 9, en el Hotel Savoia, de Guaymallén.

Fuente: Diario Los Andes