Diputados dictamina a favor de la generación distribuida

Compartir

La comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados firmará la próxima semana el dictamen favorable al proyecto sobre energías distribuidas, que habilitará a los usuarios que generen energía renovable a inyectar excedentes en la red de distribución donde tengan contratado su servicio.

Con la emisión del despacho que se efectuará en el plenario de la comisión, citado para el próximo martes a las 16, el texto podrá pasar a ser debatido aprobado con media sanción en el recinto de sesiones, aunque eso dependerá de que los bloques políticos acuerden deliberar en el pleno del cuerpo antes de las elecciones de octubre.

El presidente de la comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, confirmó a Télam que en la reunión de la próxima semana se respaldará el despacho al texto consensuado en la comisión de Energía entre el gobierno nacional y diputados de diferente extracción política.

El proyecto fue acordado en base a las iniciativas promovidas por los legisladores Juan Carlos Villalonga, de Cambiemos; el justicialista Néstor Tomassi; el massista Gustavo Bevilacqua; y el kirchnerista Luis María Bargeggia, con los aportes realizados por distribuidas de electricidad y cooperativas.

El dictamen establece que se permitirá a los usuarios de la red eléctrica generar energía renovable “para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red” y determina “la obligación de los prestadores del servicio público de distribución, de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red”.
A este sistema sólo podrán acceder los usuarios, cooperativas o pymes del mercado de la electricidad -con excepción de aquellas empresas que tengan un 25% que esté en manos de personas jurídicas de nacionalidad extranjera-, ya que prohíbe ingresar a los grandes clientes o agentes distribuidores con demandas de potencia iguales o mayores a 300 Kw.

Según el texto acordado, todos los usuarios de la red de distribución tendrán derecho a instalar equipamiento para la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, hasta una potencia equivalente a la que tenga contratada del distribuidor para su demanda.

En cuanto a la facturación, cada distribuidor efectuará el cálculo de compensación y administrará la remuneración por la energía inyectada a la red producto de la generación distribuida, “a partir de fuentes renovables bajo el modelo de Balance Neto de Facturación”.

El dictamen fija que el usuario-generador “recibirá una tarifa de inyección por cada kilowatt hora que entregue a la red de distribución y que este precio será establecido por la reglamentación de manera acorde al Precio Estacional correspondiente a cada tipo de usuario que deben pagar los Distribuidores en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)”.
También determina el “valor de la tarifa de inyección de cada usuario generador regirá a partir del momento de la instalación y conexión por parte del distribuidor del equipo de medición correspondiente”.

El distribuidor, a su vez, deberá reflejar en la facturación tanto “el volumen de la Energía Demandada como el de la Energía Inyectada por el Usuario-Generador a la red, y los precios correspondientes a cada uno por kilowatt-hora”.

En caso de excedente monetario por los kilowatts-hora inyectados a favor del usuario-generador, el mismo configurará un crédito para la facturación de los períodos siguientes y si se mantiene esa diferencia podrá solicitar al distribuidor la retribución del saldo favorable que pudiera haberse acumulado en un plazo no superior a los seis meses.