Crisis en el Golfo San Jorge

Tras lo anuncios de despidos en Tecpetrol, los trabajadores llevaron a cabo una toma pacífica del yacimiento El Tordillo. Gendarmería controla la situación mientras que el Gobierno de Chubut no dicta una conciliación obligatoria. Amenzan con un paro total.

Compartir

La actividad petrolera en Chubut sigue sumando conflictividad. Tecpetrol, la petrolera del Grupo Techint, anunció que sus contratistas desvincularon dos centenares de trabajadores en su yacimiento El Tordillo de la cuenca del Golfo San Jorge.
El director de asuntos públicos de Techint, Luis Betnaza, confirmó los despidos y dijo a El Cronista que “hay que evaluarlo en base cómo es el negocio petrolero. Hay una oportunidad de inversión fuerte en Vaca Muerta por el precio sostén del gas y el convenio laboral. Chubut tiene áreas más maduras y se hicieron inversiones que tal vez se retomen en el futuro”, explicó. “No pedimos precio sostén para Chubut. Cuando uno termina un edificio, no hay necesidad de hacer otro urgente”, ejemplificó Betnaza, para quien los “compromisos asumidos con la provincia” hacen que “probablemente” vuelvan a la actividad en el Golfo San Jorge, “pese a que anteriores inversiones no dieron rentabilidad”.
Según Tecpetrol, los despidos se suceden “después de haber aplicado un Acuerdo Laboral durante los últimos 15 meses con acuerdo gremial- donde se suspendió al personal con percepción de 70% del salario”. Pero que la empresa tiene que “adecuar” su situación.

Posible paro total

En tanto, el Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, dijo que se trabaja contrarreloj en el marco del vencimiento de la conciliación obligatoria, con una reunión final donde se puedan lograr soluciones a un plazo de aquí al año que viene. Si no hay arreglo, el titular sindical avisó que habrá medidas de fuerza.
“Las reuniones fueron con resultado bastante positivo, porque si bien fueron de escaso resultado favorable, sí hubo propuestas como para encontrar mañana algún mecanismo que nos permita una vez que llegue el resto de la Comisión Directiva desde las empresas involucradas, junto con el Secretario Gremial, Martín Haro, al poder empezar a las 8 de la mañana la ronda de reuniones con Tecpetrol, y ver si se puede encuadrar una salida. Sino, vendrá directamente lo que hemos manifestado: el endurecimiento de alguna posición y el análisis hasta de un conflicto más extenso”, reiteró.

Queda una puerta abierta

“Lo positivo es que nos pudimos juntar y encontrar un diálogo, y que el Gobernador volvió a expresar el total apoyo hacia los trabajadores. Lógico que resultados favorables por ahora no hay ninguno, pero hay que tratar de encontrar una salida mañana (por hoy) en una ronda que sería ya definitiva, antes de ir a las 16:30 hs. que se fijó la audiencia de conciliación obligatoria y que la llevará adelante la viceministra de Trabajo”, dijo Ávila.
El dirigente sindical expresó que “hay una puerta abierta y podemos mirar de otra manera, pero también con lo que venimos exponiendo es que no se puede armar un plan de desinversión ni seguir de la manera que estamos. Hay que planificar algo que sea a largo plazo, no podemos hacerlo a 30; 60 o 90 días y después terminar”, algo que consideró que “no le va a servir a nadie, entonces lo que se trate de llevar adelante debe ser una propuesta larga y que lleve parte también del año 2018. En ese aspecto las reuniones fueron positivas, pero de ahí a decir que están encaminadas, hay una larga distancia”, aclaró.
El dirigente remarcó que “en el camino va a haber muchas dificultades, va a ser duro porque cada uno tiene sus posiciones y esperamos también la reunión que el Gobernador mañana, que se va a realizar a las 14:30 con el ministro del Interior, porque también se está dirigiendo el auxilio para que esta operadora pueda tener algo de lo que pide, para poder recuperarse y sentarse en una mesa de negociación”.