Compañías petroleras hacen aportes al pliego licitatorio

Se trata de 25 compañías que, luego de solicitar el pliego, realizaron aportes y sugerencias sobre inversiones, pasivos ambientales y acuerdos de colaboración empresarial, entre otros, para la licitación pública del primer semestre de 2018.

Compartir
La licitación pública de 10 áreas hidrocarburíferas de exploración y 2 de explotación que lanzará el Gobierno de Mendoza en el primer semestre de 2018 encendió el interés en muchas empresas. De manera directa o indirecta, se verá una reactivación de aquí en adelante en todos los sectores intervinientes en la industria del petróleo.
Levantando la apuesta y haciendo partícipes a todos los actores involucrados, la Subsecretaría de Energía y Minería elaboró un pliego licitatorio provisional que fue evaluado por empresas petroleras para mejorarlo y volver inclusivo un proceso que afectará a toda la economía de la provincia. “Ha sido un período de arduo trabajo, con mucha seriedad y profesionalismo, que ha permitido consolidar el pliego y, por ende, los contratos que puedan surgir de la licitación”, explicó el director de Hidrocarburos, Santiago Fernández Herrero, luego de mantener reuniones de trabajo presenciales, por videoconferencia y vía telefónica con empresas que han enviado sugerencias para la redacción de la licitación.
De 30 empresas que solicitaron de manera oficial el prepliego, fueron 25 las que hicieron sugerencias y observaciones. Al respecto, Fernández Herrero destacó que esta cantidad de pedidos “ha superado las expectativas, por lo que podemos suponer que esta licitación tendrá más concurrencia que la esperada, teniendo en cuenta que hace 10 años no se realizaba una licitación de hidrocarburos. Las empresas petroleras más grandes del país van a estar presentes y también se van conformando alianzas con empresas de servicios, con el objetivo de mejorar la competitividad”.
 
Inversión mínima
Haciendo un repaso de las consultas y sugerencias realizadas, se trató el tema de la inversión mínima para las áreas de exploración. Se acordó eliminar los trabajos de exploración en los que esa inversión mínima tiene que ser destinada, dando la potestad al adjudicatario de erogar el dinero en los trabajos que considere convenientes para obtener el potencial hidrocarburífero del área. Esta sugerencia fue realizada durante el lanzamiento de la licitación y durante las reuniones con las compañías interesadas. Siendo que el monto a invertir será obligatorio, se tiene confianza en que las empresas optimizarán la inversión para realizar los trabajos de exploración adecuados a cada área.
 
Pasivos ambientales existentes
 
Otro punto clave de esta licitación son los pasivos ambientales existentes, cuyo saneamiento debe ser realizado por el adjudicatario, tanto de los permisos como de las concesiones según indica el pliego.
Ante la recepción de consultas de cuáles son dichos pasivos a tener en cuenta, desde la Dirección de Protección Ambiental se ha realizado un relevamiento de los pasivos existentes en cada una de las áreas. El listado será incorporado a la información técnica de las áreas que los oferentes podrán retirar una vez adquirido el pliego. Adicional a esto, la Dirección de Hidrocarburos informará los pozos que el adjudicatario debe abandonar de forma definitiva. Es decir, las empresas contarán con la información concreta sobre los pasivos ambientales existentes antes de presentar sus ofertas.
El dinero que las empresas tengan que invertir para el saneamiento de esos pasivos no será tenido en cuenta en la inversión a ofertar en exploración o explotación, ya que todos deben cumplir con la exigencia.
 
Acuerdos de colaboración empresarial
 
Para el caso de que dos o más empresas quisieran presentarse en la licitación de forma conjunta, el pliego original preveía solamente la figura de unión transitoria. Luego de las reuniones con los empresarios, se incorporó como nueva manera de asociarse para que cualquier forma de colaboración empresarial sea válida, siendo exigible los mismos requisitos que para una unión transitoria convencional.
En caso de tratarse de una unión transitoria o conjunto de empresas por acuerdos de colaboración, cada miembro deberá adquirir el pliego, permitiéndole una única adquisición para participar en forma individual en la licitación.
 
TEA
 
La figura de los Acuerdos de Evaluación Técnica (TEA) ha sido muy bien aceptada por las empresas, ya que a los interesados les permite realizar trabajos exploratorios en un área determinada y, en caso de que resulten exitosos, puedan pedir el llamado a licitación pública.
Al haber realizado un TEA, la empresa será la que asume la inversión a riesgo y deberá acceder al “derecho de mejora de oferta”. En caso que en la licitación no resulte ganadora la empresa que hizo el TEA, el adjudicatario deberá abonar a la empresa el 75% de las inversiones ejecutadas y certificadas por la autoridad de aplicación durante la vigencia del TEA.
Este pago deberá estar acreditado con anterioridad a la entrega formal del área. Esta condición fue agregada luego de haber recibido varias observaciones al respecto. La estrategia de pedir el pago del 75% y no del 100% surge para evitar especulaciones y negocios inmobiliarios.
 
Acreditación de relación laboral
 
Uno de los aspectos que se evaluará para la calificación de oferentes (Sobre A) es la capacidad técnica del personal. Se exigirá un equipo mínimo de profesionales tanto para exploración como explotación. Además, las empresas deberán acreditar la relación laboral o de servicio con el personal propuesto, debiendo cumplir una antigüedad mínima de tres meses a la fecha de presentación de la oferta.
 
Visitas a las áreas
 
Las visitas programadas a cada área deben avisarse a la Dirección de Hidrocarburos con antelación. En caso de que sea posible, personal de la dirección acompañará a la empresa durante la visita. También se aclaró que se encontrarán disponibles los informes de inspección realizados en cada área.