Buscan $2.500 millones para transportar energía eléctrica desde Mendoza

La obra que se planea unirá la Estación Transformadora de Río Diamante con una nueva que se construirá en Buenos Aires.

Compartir

El Gobierno publicó ayer el memo estructural del Programa de Participación Público Privada (PPP) para las obras de transmisión eléctrica, que deberían atraer en los próximos años inversiones por u$s 2500 millones. En esta primera ocasión es para la línea de transporte eléctrico de Extra Alta Tensión en 500 kV que conectará la Estación Transformadora (ET) de Río Diamante, en las cercanías de San Rafael, con una nueva ET (que baje la tensión a 132 kV) en Charlone, al Noroeste de Buenos Aires, casi pegado al límite con La Pampa.

El documento fue elaborado por los ministerios de Hacienda y de Energía y no tiene “carácter normativo ni vinculante”, además de encontrarse sujeto a cambios. En él, se encuentran definiciones tales como que el período de construcción que se extenderá desde la suscripción del contrato PPP hasta la fecha de la habilitación comercial de la obra no podrá ser mayor a 33 meses, mientras que el período de provisión de servicios de operación y mantenimiento será de 15 años, computados desde la habilitación.

Los oferentes, entre otras cosas, deberán acreditar experiencia en construcción de líneas de alta tensión (mayores a 300kV), estaciones transformadoras de características similares a las que se licitan y su operación y mantenimiento, ya sea en el país o en el extranjero. A la
vez, tendrán que ofertar un canon en dólares que representará la contraprestación anual por la ejecución de la obra y la prestación de los servicios operación y mantenimiento. A cambio, sus ingresos provendrán de la demanda de la energía eléctrica, bajo las condiciones de la Resolución 1085-E/2017 de la ex Secretaría de Energía Eléctrica. La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) depositará lo percibido por parte de las distribuidoras en el fideicomiso que se constituya para el proyecto.

Asimismo, según se detalla en el memo, el contrato PPP establecerá una garantía de cierre financiero a primer requerimiento por un porcentaje del monto total requerido, la cual deberá estar constituida al momento de la suscripción del contrato PPP. El plazo inicial
será de seis meses prorrogable a opción del contratista por hasta dos períodos sucesivos de tres meses cada uno. Para alcanzar el cierre financiero será necesario presentar documentación que acredite que el contratista obtuvo de entidades financieras y/o accionistas el compromiso de otorgarle financiamiento y/o aportes de capital por un porcentaje del monto.

Fuente