Atucha II vuelve a entrar en operación

La central nuclear ingresó nuevamente en operación tras la parada técnica iniciada en marzo, por lo que ya se encuentra entregando energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional, informó hoy la operadora Nucleoeléctrica Argentina S.A.

Compartir

El reactor se puso otra vez en funcionamiento a las 17.41 del sábado último, informó hoy la compañía estatal, luego de haber finalizado su parada programada, que permitió que la planta fuera sincronizada a la red ese mismo día a las 23.24.
Esta parada “fue la primera en la historia de la central”, destacó NA-SA a través de un comunicado.
Julián Gadano, subsecretario de Energía Nuclear del Ministerio de Energía y Minería, explicó que “por cada mes que está sin servicio, se dejan de recibir $340 millones”
El comunicado de NA-SA explicó hoy que la extensión de la parada se prolongó “debido a que durante las inspecciones programadas en los internos del reactor se detectaron comportamientos inesperados, que llevaron a realizar nuevas inspecciones y completar los trabajos necesarios para normalizar la situación”.
El personal de Nucleoeléctrica Argentina “fue parte necesaria y destacada de la reparación que permitió solucionar los inconvenientes y tener nuevamente la central operativa en el menor tiempo posible”, resaltó la empresa.
Además de 600 personas de la compañía participaron en el proceso 489 contratistas y 30 especialistas de las firmas internacionales Siemens, Areva, AEG, KSB y Sinim.
“Como es habitual, esta parada se efectuó en coordinación con Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) y la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN).
Nucleoléctrica Argentina destacó que “estas actividades se realizan todos los años, con el objetivo de llevar a cabo tareas de inspección y mantenimiento preventivos y correctivos, en las áreas convencional y nuclear de la planta”.
En declaraciones formuladas en mayo, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, puntualizó que en la revisión técnica “se encontró que había algunos tubos que estaban dañados”, lo que obligó a extender el reingreso de la planta al sistema energético.
Precisó además, en aquel momento, que más allá de la auditoría técnica “nuestra preocupación principal es asegurarnos que los 730 Mw que produce Atucha II estén lo más rápido posible disponibles”.